Traductor


Breguet es una manufactura relojera que elabora relojes de lujo y alta joyería suiza, fundada por Abraham Louis Breguet en París en 1.775. 

Pionera en el uso de tecnologías mecánicas aplicadas a la fabricación de relojes, inventora del mecanismo de tourbillon, es uno de los pocos supervivientes en relojería mecánica o tradicional, previa a la revolución industrial, y heredera de la edad de oro de la relojería mecánica, en el siglo XVII. 

A lo largo de su historia ha establecido técnica y terminología dentro del mundo de la relojería, como la rosca guilloché o las manecillas Breguet.

Actualmente integrado en el grupo Swatch de relojería industrial, su historia comienza en el local de Ile de la Cite, recibiendo los primeros encargos importantes de la reina María Antonieta y del rey Luis XVI de Francia, que encargan a Abraham Louis Breguet relojes con una serie de características, entonces innovaciones, que constituyen la base de lo que en la relojería artesanal actual se enmarca dentro de la tipología grandes complications :

Calendario Perpetuo
Repetidor de minutos
Termómetro
Cronógrafo
Sistema de protección de golpes (el clásico Breguet Pare-Chute).

Y un particular mecanismo de reserva de energía antes de la pérdida de cuerda del reloj.

La primera pieza fue finalizada después de la Revolución francesa, por tanto nunca llegaron a verla los últimos reyes de la Francia monárquica prerevolucionaria, y después de robos, expoliaciones, y estancias en diferentes colecciones privadas, forma parte integral de la colección de piezas del Museo de Jerusalén.

Actualmente las colecciones de Breguet incluyen diseños que reflejan las diferentes épocas de la historia de la firma, tanto en relojes de pulsera destinados al público masculino como al femenino, y en relojes de mano, pero sin descuidar la modernidad, reflejada en los relojes marinos y los cronógrafos tipo segunda guerra mundial, así como en accesorios de moda de alta joyería y utensilios de escritura. 

Especialmente destacables son las colecciones femeninas Reina de Nápoles, relojes ovalados con delicados, precisos y refinados trabajos de orfebrería principalmente en base de oro blanco, con carcasas de diamantes, y lecho horario esculpido en coral, o las espectaculares dentelles de la serie María Antonieta.

Entre su selecto grupo de propietarios, y aparte de la dinastía real francesa, se pueden destacar personajes ilustres como Napoleón Bonaparte, George Washington, Winston Churchill, el expedicionario francés del polo norte Bougainville (como obsequio antes de su partida), el pianista Arthur Rubinstein, el fundador de la firma automobilística Bugatti, Ettore Arco Isidoro Bugatti, el compositor Sergei Rachmaninoff, el novelista León Tolstoy, el magnate Aristóteles Onassis, el escritor Victor Hugo o el presidente francés Nicolás Sarkozy.

También muchos miembros de varias de las principales familias reales europeas a lo largo de los tres últimos siglos, como los emperadores británicos Jorge III, Jorge IV o Victoria, el rey Fernando VII de España o el Zar Alejandro I de Rusia.

Dentro de la ficción, en varias novelas aparecen ficticios propietarios de un Breguet, como el Barón Danglars de la novela El conde de Montecristo, Phileas Fogg en La vuelta al mundo en ochenta días, o Nicolás Fandorin, personaje de las aventuras novelescas del autor Borís Akunin.

Cómo detectar un Breguet falso

Al principio de su oficio, hacia 1.790 o quizá antes, A.Louis Breguet se enfrentó al fenómeno de la falsificación. 

A lo largo de su carrera, el problema se fué agravando, aunque disminuyó sin desaparecer del todo en la segunda mitad del siglo XIX : la cantidad de relojes Breguet falsos era muy superior al número de piezas auténticas.

Se puede considerar falso todo reloj de bolsillo que lleve un número individual superior a 5500, así como cualquier reloj de bolsillo del siglo XIX que ostente la firma "Breguet à Paris".

Del mismo modo, los modelos que exhiben la inscripción "Spiral Breguet" tampoco son de fabricación propia. 

De 1.880 a 1.910, muchas manufacturas añadieron a sus piezas dicha mención en letras grandes para conferirles credibilidad; Breguet jamás utilizó ese tipo de inscripciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Arriba